Miércoles, 23 Noviembre 2022 09:10

La UCO se asoma al observatorio AstroHita en el ciclo "Mirando al cielo"

Escrito por UCC+i
La astrónoma Leonor Ana Hernández durante la conferencia La astrónoma Leonor Ana Hernández durante la conferencia

La astrónoma y divulgadora Leonor Ana Hernández explicó el trabajo de formación, educación e investigación que se realiza en el complejo astronómico La Hita de la provincia de Toledo

En un lugar de la Mancha... hay un espacio en el que la astronomía, la divulgación y la educación se dan la mano. Al contrario que en El Quijote, en este caso la localización está clara: en La Puebla de Almoradiel, un municipio toledano cercano a Ciudad Real y rodeado de viñas. Allí se encuentra Astrohita, un complejo astronómico fundado en 1999 y que ha ido creciendo a lo largo de los años gracias al equipo humano que trabaja allí. A través de sus cúpulas, plataformas de observación, telescopios, relojes solares gigantes, antenas y espacios multifuncional y didáctico acercan la luna, los planetas, las nebulosas y el conocimiento del universo en general a la ciudadanía. Ayer, unas de sus astrónomas, Leonor Ana Hernández, se acercó hasta el Rectorado de la UCO para impartir una conferencia en el marco del ciclo “Mirando al cielo: conversaciones en torno al universo”, actividad organizada por la Unidad de Cultura Científica y de la Innovación de la UCO y la Agrupación Astronómica de Córdoba dentro de la Semana de la Ciencia y del Plan Anual de Divulgación de la Universidad de Córdoba.

Hernández explicó que la misión de Astrohita es “transmitir la emoción de la ciencia a través de la astronomía”, en un proceso que, en sus palabras, bien podría haber sido una aventura quijotesca. Allí todas las personas hacen de todo: diseñan, construyen y mantienen de forma artesanal los telescopios y diferentes equipamientos.

Esta aventura quijotesca les ha permitido disfrutar de grandes experiencias, desde una pedida de mano hasta hallazgos de investigación, como la captación del impacto más largo registrado sobre la superficie lunar, que fue de ocho segundos y hasta la NASA se interesó por él, o facilitar los datos para que se descubriera el primer anillo de un planeta enano, como fue el caso del planeta Haumea y que tuvo su reconocimiento con una publicación en Nature. Esto ha sido posible ya que una parte de la labor de Astrohita consiste en poner todo su equipo al servicio de la investigación. De hecho, actualmente proporcionan apoyo tecnológico a tres líneas de investigación: los proyectos SMART y MIDAS que se llevan a cabo en el marco de la red SWEMN y la observación de objetos Transneptunianos dependiente del Instituto Astrofísico de Andalucía (IAA-CSIC).

Las más de 20 personas asistentes conocieron también la labor de visibilización de la mujer astrónoma que realiza el observatorio. Todos los edificios tienen nombre de mujer y mantienen una exposición permanente en la que destacan a 50 mujeres relevantes en el mundo de la astronomía, como es el caso de Carolina Herschel, quien entre el siglo XVIII y el siglo XIX descubrió ocho cometas.

La contaminación lumínica, observar el paso del tiempo, los equipos necesarios o la existencia de un simulador de gravedad lunar fueron algunos de los temas de los que también habló Hernández para explicar el trabajo que se hace en Astrohita, un lugar, según afirmó, “donde los sueños se hacen realidad”, no en vano, ella, que desde pequeña siempre había querido dedicarse a la astronomía, consiguió culminar ese sueño al comenzar en 2007 a trabajar allí.

El ciclo 'Mirando al Cielo' continuará con su cuarta y última sesión de 'Hay vida en martes' el próximo 29 de noviembre en la Sala Mudéjar del Rectorado de la UCO, en la que la investigadora del Centro de Astrobiología CSIC-INTA Ester Lázaro impartirá su conferencia “La búsqueda de vida fuera de la Tierra”

Puedes ver la conferencia completa en este enlace: https://www.youtube.com/watch?v=5KJXz5ct7cQ

Visto 1289 veces

Medios

HAY VIDA EN MARTES - Mirando al cielo 2022 - Astrohita: espacio educativo de formación/investigación